jueves, 30 de noviembre de 2006

El bueno de Winston


Localizando una de las secuencias pasamos por el colegio de cuando era pequeñito el bueno de Winston. Lo malo es que no nos dejaron sentarnos. Allí tambien, en Harrow, estudió Lord Byron, pero no encontré su sillita.

3 comentarios:

koji dijo...

No se que tanta importancia tiene esas silla, más cuando cada dia millones de personas alrededor del mundo hechan mano a su paquete...

La Señora Mayor dijo...

mitico juego de palabras.

Lebeche dijo...

Sra Mayor. Quería simplemente, aparte de felicitarte por acabar la peli, preguntar si fuiste tú quien paso por mi blog y dejó un comentario. Me extraña y sospecho que pueda tratarse de una broma de mal gusto. No sé porque escribo esto porque veo complicado encontrar una respuesta pero... ¿Qué coño?