sábado, 13 de enero de 2007

Stabat Mater

Escribo esto en el avión, volando hacia Madrid. Este es el último vuelo, a partir de aquí ya no hay marcha atrás. Mañana por la noche regreso al caos. Quería ver a las niñas por última vez. Kiko tambien lo ha hecho. Estoy más descansado, me encuentro mejor, exceptuando quizá un dolor de cuello inhumano provocado por la postura al quedarme dormido. Gracias al Orfidal tamaño familiar que ingerí ayer, mi alma torturada ha descansado de la paliza de esta semana jodida de sobrellevar.

En el Ipod de 30 gb que me regaló Jorge, escucho el Stabat Mater de Vivaldi. Es curiosa la sensación de advertir, paso a paso, día a día, todo lo que puedes llegar a deberle a una persona (además de un Ipod). Jorge no sólo es mi mejor amigo, es una especie de ayuda sobrenatural, como un personaje enviado por Dios, o por Capra, para hacer mi vida más feliz, para guiarme hacia el buen camino y no perderme en la senda oscura que conduce al abismo de la perdición.

Jorge me ha llevado pacientemente de la mano hacia los mejores libros, las mejores películas, me ha enseñado a valorar a las personas, a comprender de otra manera las situaciones. Jorge puede transformar una tarde en un prodigio de diversión sin un esfuerzo aparente, Jorge sabe interpretar cada palabra que llega a sus ojos u oídos en una dirección insospechada, y mostrártela sin parecer nunca pedante o vanidoso. Jorge convierte cualquier situación en una fiesta, sin aspavientos ni ruidosas y complicadas puestas en escena. Tan sólo con su humor afilado como un cuchilla de afeitar, y su mirada limpia, profunda y honesta.

No sé qué pensarán de mi los pasajeros del vuelo de British Airways 6142, porque me caen las lágrimas como si estuviera viendo una pelicula de Marisol, sólo de pensar en lo mucho que le debo. No es difícil hacerme llorar, siempre he sido un tipo blando, ciclotímico e inestable, aunque eso sí, con un apetito desmesurado. Además, creo que la culpa de los lagrimones la tiene el maldito Stabat Mater. Pero en estos momentos complicados su amplia frente y su aspecto fernangomeziano me viene a la mente, y estoy convencido de que sabría llevar las cosas con mayor entereza y sangre fría que yo. Si Jorge dirigiera las películas que yo dirijo, os aseguro que serían mucho mejores, y no es falsa modestia, tan sólo una verdad cuya certeza se me presenta delante de mí sin ninguna dificultad, a pesar de lo costoso que me resulta asumirla. Sin embargo Jorge solo me ha demostrado cariño, entrega y una paciencia colosal, aguantando mis débilmente elaborados y frecuentemente equivocados planteamientos, y riéndose a carcajadas de mis bromas, eso sí, cuando tienen gracia, que no siempre ocurre.

Jorge ha sabido olvidar y perdonar los momentos en que he sido cruel con él, los tristes dias en los que le he fallado, o decepcionado, que no han sido pocos. El sólo me ha mostrado su amistad y cariño constante e imperturbable, y cuando he notado que sufría por algo, ha hecho lo imposible para que su dolor no fuera advertido, ni por mí, ni por nadie.

Parece que estamos llegando, porque la azafata me hace gestos extraños para que apague el ordenador. Hable en cristiano, señora.

16 comentarios:

Perry Mason dijo...

Joder, casi lloro yo también.
Qué bonito es poder contar con personas así a tu lado.
Lo bueno del trabajo de un cineasta es la cantidad de gente a la que conoces y de situaciones que vives con ellas. Y, desde luego, esos momentos de escritura con Jorge deben ser maravillosos.

Señora, cada vez estoy más convencido de que es usted mejor persona que director. Y mira que eres buen realizador...

Mr. T dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mr. T dijo...

Decía que yo también casi me emociono

lauragm_esdla dijo...

Se nota que sois muy muy muy buenos amigos ^^ Lo que has escrito emociona a cualquiera.

Has viajado a Madrid solo? Q tal van esos preparativos?

Teniente Colombo dijo...

Joder qué bonito tío.

Mítico el audiocomentario de Crimen ferpecto, en el que Jorge digamos que se empeña en sacar a relucir las pifias, y tú llega un momento en que te picas y le dices: la verdad es que no estoy de acuerdo en que sólo cuentes estas cosas.
Me recordó a la conversación sobre la lejía más barata que mantienen Clint Eastwood y Morgan Freeman en "Million Dollar Baby".

Ayer vi el último guión de Jorge, "la caja Kovak".

Por cierto, ya he estado mirando vuelos y albergues en Londres para dentro de un mes. No es coña.

Anna Carina dijo...

Casi lloro y yo no estoy escuchando el Stabat Mater..aca mi muchacho que es un englishman ha puesto Nick Cave..bueno, puede ser que me emocione Nick Cave, pero que bueno tener amigos asi...
Brindo por Jorge entonces y por ud. que no se me hacia tan sensible en los extras de las pelis...
^-^

martin dijo...

Es bueno tener amigos con los que llegar a ese punto de relacion en los que la presencia es importante pero no inprecindible.Asi que tranquilo y disfrutad de el,tiempo en Madrid

Minaya dijo...

Buen post, sí señor. ¿Se aceptan turistas españoles en los rodajes? Amo Oxford, sólo leyendo tu blog tengo ganas de ver la película, llevo una semana comiendo las uñas de la impaciencia, espero no quedarme manca de aquí al estreno. Bon voyage!

La-Ruina-de-la-Familia dijo...

Qué bonito, y qué envidia.

Jorge-DL dijo...

Ponga un Jorge en su vida, ¡no se arrepentirá!

Saludos!

Baracus dijo...

Señora, es de una grandeza casi asfixiante (y de corajudo cual guerrero medieval) poder disparar esas palabras sobre alguien cercano. Me ha hecho sentir orgulloso de Usted por encima de cualquier filme. Tenga cuidado, si el mundo empieza a destacar solamente lo buena persona que es y los extraordinarios amigos que tiene, nos quedaremos sin sus maravillosas obras. Que no se le haga costumbre esto de hacernos lagrimear.

lenoreanabel dijo...

ooohh, joder álex, me he emocionado. Qué bonito tener a un amigo así, de esos especiales. Todo el mundo debería tener uno así por lo menos. Yo me siento afortunada de poder decir esas palabras sobre una amiga incluso dos. ;-)

Sr. 9 dijo...

Lo bueno es ser consciente, tenerlo cerca y poder observarlo, entenderlo, disfrutarlo. Felicidades a los dos, Jorge y Alex.

Leonardo Gil dijo...

Jo, sé que voy a ser la entrada número 20 o así, pero da igual. Yo también me he emocionado. Soy demasiado joven para saber si tengo amigos así o los tendré algún día, de modo que ahora mismo me estas despertando una enorme envidia Alex.
Necesito amigos así, para no pegarme las leches que meto :'(.

Mutis dijo...

Qué hermoso homenaje a los que escriben en la sombra. Los guionistas del mundo le dan las gracias, señora mayor.

Saludos a Guerrica allí donde esté.

filcar dijo...

sM cúbrase con una toalla.
acaso piensa que J es una nabab, pague su libra de carne!.
remember Nam y lo que dijera 3 siglos: "Amigo no gimA".